El histograma

En el artículo de hoy vamos a conocer otra herramienta de las que dispone nuestra cámara: el histograma. Como leí en su momento, y suelo comentar en un taller que imparto de vez en cuando, la definición de fotografía sería técnicamente pintar con luz. Nuestro sensor (antiguamente el carrete) capta la luz que recibe, (controlada a través de la velocidad de obturación, la apertura de diafragma y la sensibilidad ISO), recibiendo mayor o menor cantidad de luz. Cuando disparamos una fotografía, solemos ver en nuestra pantalla como ha quedado la toma, pero hay varios factores que hacen que esa referencia no sea la mejor: el tamaño de la pantalla, la cantidad de luz ambiente que puede hacer que no veamos bien debido a reflejos, la diferencia de calibración con respecto al monitor (u otro dispositivo) que utilicemos después para visualizarla… ¿Cómo solucionamos esto? Sigue leyendo para enterarte…

Continuar leyendo “El histograma”