El histograma

En el artículo de hoy vamos a conocer otra herramienta de las que dispone nuestra cámara: el histograma. Como leí en su momento, y suelo comentar en un taller que imparto de vez en cuando, la definición de fotografía sería técnicamente pintar con luz. Nuestro sensor (antiguamente el carrete) capta la luz que recibe, (controlada a través de la velocidad de obturación, la apertura de diafragma y la sensibilidad ISO), recibiendo mayor o menor cantidad de luz. Cuando disparamos una fotografía, solemos ver en nuestra pantalla como ha quedado la toma, pero hay varios factores que hacen que esa referencia no sea la mejor: el tamaño de la pantalla, la cantidad de luz ambiente que puede hacer que no veamos bien debido a reflejos, la diferencia de calibración con respecto al monitor (u otro dispositivo) que utilicemos después para visualizarla… ¿Cómo solucionamos esto? Sigue leyendo para enterarte…

Empezando

Sabemos que nuestra cámara tiene un sensor que se encarga de captar la luz que recibe. Esa luminosidad será más marcada en unas zonas de la fotografía que en otras, es decir, la fotografía tendrá mayor cantidad de píxeles en unas partes de la foto que en otras, dependiendo del tipo de fotografía. Pongo tres ejemplos:

El primero es el de una puesta de sol en el cabo de San Vicente. Si nos fijamos bien en la foto, podemos ver que la mayor parte de colores predominantes en la toma son oscuros/negros. El histograma, que nos indica la cantidad de información captada, cuando tiende a la izquierda nos indica que la mayor parte de información que ha sacado es de grises muy oscuros y negros.

imagen oscura
Imagen oscura, histograma a la izquierda

En otra toma del mismo emplazamiento, podemos ver que el histograma está bastante bajo en las zonas izquierda y centrales, y sube bastante en la parte derecha. Esto nos indica que la parte con más información de la fotografía está en los grises claros y blancos. Es más, si observamos bien en el histograma, podemos apreciar que el gráfico se sale del cuadro. Eso significa que esas zonas están sobre expuestas y se está perdiendo información (por ejemplo, si en la toma hay nubes, no se verán).

imagen clara
Aquí podemos ver un histograma que tiende a la derecha, nos indica que la principal información es colores claros o blancos

Por último, vamos a ver una toma más. Si observamos el histograma, podemos ver que, exceptuando la parte de la derecha, hay información en toda la gama tonal.

Fotografía que ha captado información en prácticamente todos los rangos.

¿Cómo se interpreta el histograma?

Quizás hemos empezado a ver muy rápido histogramas de ejemplo, pero suelo pensar que el movimiento se demuestra andando. Vamos a diseccionar el histograma, en base a lo que ya sabemos:

partes del histograma
Como podemos ver, el histograma nos indica la información que ha captado dentro de las tonalidades diferentes

Hemos dicho que el histograma nos indica la cantidad de información captada, dentro del rango tonal. Esta información la interpretaremos viendo la gráfica. Dependiendo de si hay o no información en la zona determinada, podremos ver como la gráfica sube, (o se sale) o está muy baja (o directamente es inexistente).  Es fácil: dependiendo de la toma que hagamos y las condiciones de luz que haya, nuestra cámara almacenara la información de luminosidad de la misma.

¿Qué ocurre si no tengo información en algunas de las partes?

No significa nada grave, es más, puedes haberlo hecho queriendo. Según lo que quieras representar en tu fotografía, puedes necesitar que partes estén muy bajas o no tengan información.

¿Qué ocurre si la gráfica se sale en algunas de las partes?

Esto quizá (para mi) es más serio: en esas partes estaremos perdiendo información. Digamos que el color se quemaría, y perderíamos los detalles que tuviera esa área afectada. Os pongo un ejemplo usando una de las tomas que he utilizado antes:

Aquí se puede apreciar la perdida de información en los blancos y las altas luces en comparación con la imagen de la izquierda. No se aprecian los detalles de la textura de la pared, la caja de registro de la luz….
Aquí se puede apreciar la perdida de información en los negros y las sombras en comparación con la imagen de la izquierda. No se aprecian los detalles de la puerta, la ventana, las flores…

¿Qué ocurre si hacemos una foto en la que se pierde información (y no es lo que queríamos)?

Afortunadamente los programas de revelado nos permitirán ajustar los diferentes parámetros durante el proceso, para dejar la toma a nuestro gusto (como se puede ver en la imagen de abajo). Además, hoy en día la mayoría de las cámaras, al menos en los modos «Live View» también nos permiten ver qué información está captando la cámara antes de realizar el disparo.

Revelado en Lightroom
Este apartado del módulo revelado de Lightroom nos permite visualizar el histograma y modificar los diferentes valores, viendo cómo afecta en tiempo real.

¿Va quedando claro?

Como primera toma de contacto no ha estado mal, y espero no haber mareado mucho con tanta información, pero creo que ha sido una buena manera para enterarnos. Hay multitud de artículos como este y este donde podréis sacar jugosos conocimientos. También os recomiendo leer el manual de la cámara.

¿Y ya está?

Por hoy si… Próximamente explicaré el uso del histograma en el revelado, y términos como «derechear el histograma». Espero que os haya gustado, como ya sabéis, aquí me tenéis. Para cualqueir consulta, dejadme un comentario.

¡Nos leemos!

 

¡Valora este artículo!
[Total:2    Promedio:5/5]

Autor: Rubén Herrera

Formador de informática. Amante de la música y la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *