Exposímetro y exposición, conceptos básicos

El exposímetro y la exposición… Dos puntos claves para entender la fotografía. En la anterior entrada hablamos por encima de los diferentes modos de los que dispone nuestra cámara,  siendo el modo manual el  que hace que nuestra réflex alcance todo su potencial. Pero para poder aprovechar este modo hay que dominar varios conceptos: apertura de diafragma y velocidad de obturación principalmente. Para ello, haremos uso de una herramienta que incluye nuestra cámara, el exposímetro. Y para entender correctamente el funcionamiento del exposímetro, debemos saber que es la exposición.

Conociendo la exposición

La Wikipedia define, acertadamente, a la exposición fotográfica de la siguiente manera:

En fotografía, se llama exposición a la cantidad de luz que recibe el material fotosensible (en fotografía química) o el sensor de imagen (en fotografía digital) para que se forme una imagen.

Es decir, el sensor de la cámara o la película  recibe  la luz que refleja el objeto que fotografiamos. Esa cantidad de luz reflejada es la que denonimanos exposición.

La cantidad de luz que entrará al sensor dependerá de dos (realmente tres) factores: la apertura del diafragma del objetivo y el tiempo que hagamos que la cámara recoja luz. Además, existe la sensibilidad ISO que también dirá su palabra al respecto de la cantidad de luz que recibirá.

Dependiendo de como determinemos cada uno de esos parámetros, la foto nos puede salir correctamente expuesta, subexpuesta (es decir, oscura) o sobreexpuesta (también dicho como “quemada”).

Evidentemente esto no tenemos que hacerlo a ojo. Nuestra cámara incluye un medidor que nos indicará la cantidad de luz que entra en el sensor. Realmente entran en juego varios factores a la hora de medir la exposición, tales como la luz reflejada o la luz incidente. Además hay herramientas que podemos sumar, como exposímetros de mano, ya que el exposímetro de la cámara no es perfecto. Y algunos conceptos más, como que la cámara utiliza el gris medio como referencia, pero creo que de momento nos vale con lo visto hasta ahora.

¿Entonces, como uso el exposímetro?

El exposímetro nos aparecerá tanto en el display de la cámara como en el visor, una vez estemos usando el modo manual. Es parecido a una regla con un indicador que cambiará hacia un lado u otro dependiendo de como ajustemos tanto la apertura de diafragma como la velocidad de obturación (y la sensibilidad ISO). El objetivo, en principio, es hacer que el indicador esté en el centro.

exposimetro

El exposímetro no es perfecto. A veces querremos sacar una foto más oscura, por ejemplo, y si centramos el valor nos saldrá demasiado clara. Y viceversa, evidentemente. Sea como fuere, ya tenemos una pequeña base de para que sirve, en la que en entradas futuras iremos ampliando. Y, por culpa del propio exposímetro, nos tocará aprender en que consiste la apertura de diafragma y la velocidad de obturación, que veremos pronto.

Espero que estos conceptos hayan quedado claros. Para cualquier duda, podéis dejar un comentario.

¡Saludos!

¡Valora este artículo!
[Total:0    Promedio:0/5]

Autor: Rubén Herrera

Formador de informática. Amante de la música y la fotografía.

2 opiniones en “Exposímetro y exposición, conceptos básicos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *