Conociendo los modos de nuestra cámara reflex

Te has comprado una reflex… ¡Genial! La sacaste de la caja, saliste a hacer unas fotos tal cual, usando el modo automático, y, ¡vaya! ¡si parecen fotos buenas! Pero van pasando los días, y ves ejemplos de otras fotografías que tu no eres capaz de conseguir… ¿Acaso tu cámara está mal?

La respuesta es sencilla: No. Si estás aquí, probablemente habrás visitado también otros blogs de fotografía (y si no… ¡bienvenido!). Y en cualquier blog del tema que se precie hablarán de sí o sí del modo manual.

Pero antes de entrar en el asunto quiero recomendar algo que ya está más que dicho, pero que nunca está de más decir. Para aprender a manejar correctamente tu cámara, antes que nada, debes leerte el manual. Sí, es un tocho aburrido, a veces muy espeso, pero completamente necesario. Que sí, todos tenemos Google y es una herramienta increible, pero creo que nunca se aprovechará al 100% nuestro aparato si no leemos (y releemos) el manual.

Una vez tengas un poco claro el manejo de tu cámara, entraremos en el asunto. Tu cámara nueva tiene varios modos a la hora de tomar fotografías: Todo automático, presets automáticos (macro, paisaje, retrato…), los modos semiautomáticos (apertura/velocidad/programable) y el modo manual.

No voy a ser el clásico ultra talibán al respecto… Creo que todos los modos tienen su valía dependiendo de la situación. Si bien es cierto que como realmente se aprende fotografía es con el modo manual. Puede ser en principio un poco más IMG_1313frustrante, pero creo que tiene mucho más sentido aprender a utilizar el modo manual antes que nada, y después, saber aprovechar cada uno de los demás (que por otro lado, serán más fáciles entender). Si bien es cierto que, hablando por mi, en el 99% de los casos tiro en manual, porque es lo que más me gusta.

¿Por qué? Porque utilizando el modo manual de nuestra cámara controlaremos todos los parámetros involucrados a la hora de realizar una captura. ¿Qué parámetros son esos? Paso a enumerarlos:

  • Apertura de diafrágma
  • Velocidad de obturación
  • ISO
  • Balance de blancos

Y esto, dicho a grandes rasgos, es lo que hay que tener en cuenta (entre otras cosas como el tipo de medición, por ejemplo). Pero prefiero no complicar el asunto de momento, y quedarme con estos puntos, que pasaré a explicar con profundidad en próximas entradas.

¿Diferencias entre el modo manual y los semiautomáticos? Como he comentado arriba, el modo manual maneja, entre otros, esos parámetros. Con los semiautomáticos podemos manejar solamente algunos de ellos, dejando a la cámara realizar el resto de trabajo. Por ejemplo, si elegimos el modo Prioridad de IMG_1311apertura, podremos establecer nosotros la apertura de diafragma, y será la cámara la que elija la velocidad de obturación. Y en el sentido opuesto, si elegimos el modo prioridad a la obturación, estableceremos la velocidad de obturación, y dejaremos que la cámara haga el resto.  Por último, el modo P deja a la cámara elegir tanto apertura como velocidad, pero podremos establecer el valor de ISO, si queremos que salga el flash o no, el modo de medición de la luz…

Entiendo que ahora mismo, te encuentres un poco confuso o confusa. Son un montón de palabros nuevos, muchos conceptos que ir asimilando. Pero no te preocupes, le iré quitando capas a la cebolla para facilitar la comprensión.

¡Nos vemos!

¡Valora este artículo!
[Total:0    Promedio:0/5]

Autor: Rubén Herrera

Formador de informática. Amante de la música y la fotografía.

Un comentario en “Conociendo los modos de nuestra cámara reflex”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *