El valor ISO

Sí, ha pasado más de un año desde que no publico nada… A veces soy un completo desastre. Pero bueno, nunca es tarde si la dicha es buena, así que voy a retomar los artículos pendientes que tengo en borradores. Y para ello, voy a continuar con la idea de ir viendo temas básicos, para luego profundizar y tocar otras temáticas. Y lo que toca hoy es el valor ISO. ¿Qué carajo es el valor ISO? En mis inicios en la fotografía, puedo reconocer que fue algo relativamente raro de entender, si bien considero que es un parámetro bastante sencillo en realidad. Sigue leyendo si te quieres enterar…

En una de las primeras entradas de este humilde blog, con el nombre “¿Qué es la fotografía?” escribí acerca de la definición de fotografía. A grandes rasgos podemos decir que, como su nombre índica, estamos pintando con la luz. También hemos visto dos de los parámetros más importantes a la hora de disparar en manual: la velocidad de obturación y la apertura de diafragma. Estos dos parámetros, junto con el valor (o sensibilidad) ISO son conocidos como el triángulo de la exposición.

Como ya sabrás (o deberías saber) la cámara tiene un sensor que recibe la luz (que previamente hemos controlado a través de la obturación y la apertura). Ese sensor podríamos definirlo como una red o cuadrícula, en la que cada una de las celdillas que lo componen se llenan de la luz que recibe, y esa luz es traducida a los bits que componen la fotografía.

Ocurre que en algunos casos puede haber más luz de la que nos gustaría, o muy poca. Y, si lo unimos a querer jugar con una apertura o velocidad determinada, puede suceder que la luz que recibamos no sea la adecuada. Para poder controlar cuanta cantidad de luz queremos que recoja el sensor, podemos cambiar el valor ISO. Para que te hagas una idea: en un día soleado, podemos (y en principio es recomendable) configurar una ISO baja (hay quien dice que lo más baja posible). Sin embargo en condiciones de poca luz (por ejemplo, un concierto en una sala cerrada donde no podemos utilizar flash), tendremos que subir la ISO hasta que consigamos unos valores aceptables en el exposímetro dentro de la velocidad de obturación y apertura que queramos utilizar. Y en este último caso, la cámara hará magia… o casi. Porque disparar con valores de ISO altos siempre produce que haya ruido en la fotografía.

¿Qué es el ruido en una fotografía, y por qué se produce?

Te voy a poner un símil que leí en una web: si tienes una radio en la que sintonizas una emisora con ruido de fondo (el típico de cuando no llega muy bien la señal), para poder entender a los comentaristas, si no puedes sintonizarla mejor, tendrás que subir el volumen. Probablemente te ayude a entender lo que dicen, pero también se escuchará más alto ese ruido de fondo ¿no? Pues sucede lo mismo (pero en vez de con sonido, con luz). Esa información aleatoria que capta nuestro sensor al esforzarse más por amplificar la señal que recibe, repercutirá en un efecto granulado en la fotografía. Pongo un par de ejemplos para que se pueda ver la diferencia de ruido:

Aquí podemos observar un mismo objeto, con diferentes valores de ISO. La imagen de la izquierda, con un valor de 12800, donde se puede observar perfectamente el granulado. La imagen de la derecha, con bastante menos ruido.

También hay que decir que los sensores de las cámaras cada día mejoran más, ofreciendo unos niveles de sensibilidad ISO y ruido increíbles.

¡Deberes!

El movimiento se demuestra andando ¿no? Por eso, ¿Qué mejor ejercicio que coger tu cámara y probar a disparar con diferentes valores ISO? Por ejemplo, en días soleados o en fotos de larga exposición, prueba siempre con ISO bajas…  Y en tu casa, en una habitación en penumbra, prueba a ir subiéndola, analiza como repercute, y después, observa el ruido que se genera en los valores altos (además de que deberás ajustar los demás parámetros para que no te salga sub/sobre expuesta).

¿Cómo lo has visto?

Espero que no haya sido una explicación muy farragosa, y te haya quedado igual de claro que como yo lo tengo. De todos modos, ¡no dudes en preguntar!

 

¡Valora este artículo!
[Total:0    Promedio:0/5]

Autor: Rubén Herrera

Formador de informática. Amante de la música y la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *